______________________, portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayto. de ______________________, en nombre y representación del mismo, y al amparo de lo establecido en la normativa aplicable, eleva al Pleno de la Corporación la siguiente

Moción para que el Ayuntamiento reconozca y homenajee a las vecinas y vecinos de ____________________ que fueron víctimas del nazismo.

Exposición de motivos:

Naciones Unidas declaró el 27 de enero como el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, que coincide con el aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz en 1945 por el ejército soviético. Entonces se instó a los Estados Miembros a que elaborasen programas educativos que inculcaran a las generaciones futuras las enseñanzas del Holocausto, con el fin de ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro y adoptar medidas para movilizar a la sociedad civil en pro del recuerdo del Holocausto.

Explicar el pasado para construir el futuro es un principio básico en cualquier democracia madura. Fuera del Estado español, otros estados europeos han afrontado las sombras de su propia historia. Quien visita ciudades como Berlín, Nuremberg o Lyon encuentra espacios de recuerdo y homenaje a las personas que lucharon por la defensa de la Libertad frente al nazismo y el fascismo.

Las víctimas republicanas españolas de los campos nazis no lo fueron por azar, sino como resultado de su posición en defensa de la República, derrotada por las armas fascistas, y que las abocó al exilio. Esas víctimas fueron enemigas de Franco y enemigas de Hitler, y por esta condición acabaron siendo deportadas a los campos del Reich. En consecuencia, su reconocimiento debe comportar la identificación de los culpables. Su deportación no hubiera sido posible sin el abandono del régimen colaboracionista de Vichy y sin la aquiescencia de la dictadura franquista para que estas personas, prisioneras de guerra de los alemanes, fueran puestas en manos de la Gestapo y calificadas como apátridas.

La gran mayoría de las deportaciones de españoles cayeron sobre personas exiliadas que habían abandonado España en 1939 y que contribuyeron a la defensa de Francia contra la Alemania nazi. La derrota francesa dio lugar a su aprisionamiento en manos del III Reich y, posteriormente, conocieron un régimen inhumano que llevó a la muerte a la mayoría. Más avanzada la Segunda Guerra Mundial se realizaron más deportaciones de personas de nacionalidad española, desde Francia, por su implicación en la resistencia contra la ocupación nazi.

Además, la culpabilidad de la dictadura franquista se extendió a lo largo de 40 años, al mantener la estigmatización de quienes perdieron la guerra y sus familias, al negar los derechos morales y materiales a las personas deportadas y a sus familiares; y al impedirles constituir una asociación para su amparo, en contraste con lo que sucedía en la mayoría de los países de Europa.

El escenario principal de la eliminación de estas personas, que habían huido de la España de Franco y fueron deportadas, era el campo de concentración de Gusen, un anejo de Mauthausen, situado a 5 km de este campo. En Gusen se llevó a cabo un altísimo porcentaje de asesinatos. De los republicanos y republicanas  españolas llegadas a Mauthausen entre, 1940 y 1945 dos tercios murieron (un 65%), casi 5000 de 7200. Solo a lo largo de 1941, a Gusen fueron enviadas 4000 personas con nacionalidad española. En menos de un mes ya murieron 900. De estas cuatro mil apenas una décima parte sobrevivieron.

La Alemania nazi llevó a millones de personas judías, homosexuales, con discapacidades psíquicas y físicas, gitanas, antifascistas… a campos de concentración para ser exterminadas o condenadas a trabajar forzadamente, siendo víctimas de la miseria, el hacinamiento, el hambre, el frío, la enfermedad, las torturas hasta la muerte o experimentos de una crueldad nunca antes vista en la Historia de la Humanidad.

La fuente fundamental de conocimiento sobre la estancia de ciudadanía española en campos de concentración nazi es la publicación, “Libro Memorial, Españoles deportados a los campos nazis” (1940 ‐ 1945), de Sandra Checa y Benito Bermejo, editada por el Ministerio de Cultura en 2006 y accesible desde http://pares.mcu.es/Deportados/servlets/ServletController . Se conoce la identidad de __ ciudadanos/as de _________________(municipio), que pasaron por estos centros de confinamiento del nazismo, __ de los cuales fueron liberados en 1945.

Las personas deportadas, vecinos y vecinas de ___________________, fueron:

  • Nombre y apellidos. Deportado/a el DD/MM/AAAA. Cutivo/a en ____________ (campo de concentración). Fallecido/a – Liberado/a el DD/MM/AAAA.

 

Actualmente, quedan pendientes deberes con la Historia y la memoria, dado que existe todavía un desconocimiento del alcance de la deportación republicana -incluso ignorada por los mismos familiares-, y una falta de integración de su trayectoria con la historia de España y Europa como resistentes a la ocupación nazi en Francia así como participantes en la resistencia antifranquista.

Desde las instituciones democráticas debemos homenajear a quienes lucharon por la democracia, la libertad y contra el fascismo. Es una cuestión pendiente que debemos abordar, como así se hace en todos los países europeos. De la misma manera que hicieron los deportados y deportadas supervivientes a muchos campos, con el juramento del Nunca Más, que incorporaba el anhelo de libertad, igualdad y justicia social, corresponde hoy honrar y recordar a esas personas con la renovación de su compromiso.

Por todo ello, el grupo municipal de Izquierda Unida eleva al Pleno del Ayuntamiento de __________________ los siguientes

ACUERDOS

  1. Expresar el reconocimiento y homenaje de la Corporación a las víctimas del nazismo que sufrieron el horror de los campos de concentración y, en particular, a los y las __________________(gentilicio). Dicho reconocimiento debe ser extensible a sus familiares.
  2. Impulsar cuantas acciones y actos se consideren oportunos para promover la memoria de estas víctimas. En concreto:
  • La colocación de un monolito, escultura o placa en memoria y reconocimiento a los hombres y mujeres deportadas a los campos de concentración nazis entre 1940-1945.
  • La posible presencia institucional del Ayuntamiento en los actos internacionales de conmemoración que se celebran en el campo de Mauthausen con ocasión del aniversario de su liberación, colocando una placa que deje constancia del reconocimiento del municipio de _________________.

 

En _______________, a __ de __________ de 2018__.

  

Fdo: ________________________.

 

Portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies