A LA MESA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Al amparo de lo establecido en el Reglamento de la Cámara el Grupo Parlamentario de IU;ICV-EUiA; CHA: La Izquierda Plural presenta la siguiente Proposición no de Ley para declarar el 14 de abril fiesta nacional como signo de reconocimiento de la II República Española, para su debate y votación en el Pleno de la Cámara.

En un día como hoy, hace 84 años, el 14 de abril del año 1931 y tras los resultados de unas elecciones municipales en las que se constató el apoyo mayoritario de la ciudadanía de las grandes urbes a los partidos que defendían el modelo republicano fue proclamada la II República en España, que se vio truncada por la guerra civil iniciada en 1936 por el violento golpe de estado encabezado por Francisco Franco y que dio lugar a un periodo dictatorial de casi 40 años.

En la actualidad,la profundización y consolidación de las convicciones democráticas en el conjunto de la población española ha conseguido que sólo una pequeña minoría de españoles sea incapaz de condenar o repudiar este violento golpe de estado y la involución social que, entre otras cosas, supuso. A pesar de ello, el desconocimiento público de los avances conseguidos para la sociedad española durante la II República en aspectos sociales, laborales, de libertades, educación, salud, igualdad entre hombres y mujeres o equidad social es enorme. Avances logrados o promovidos en este periodo, muchos de los cuales han tardado más de 40 años en ser recuperados por el pueblo español y entre los que podríamos citar:

  • La instauración de un sistema democrático y parlamentario, con reconocimiento de la libertad ideológica y de pensamiento.
  • El reconocimiento del sufragio universal con el consiguiente derecho de voto a las mujeres por primera vez en la historia de España.
  • La proclamación de la renuncia a la guerra como instrumento de política internacional
  • Reconocimiento constitucional del principio de igualdad entre hombres y mujeres.
  • Reconocimiento del derecho al divorcio.
  • Aplicación del principio de separación de iglesia y estado y de la laicidad de los poderes públicos.
  • Reconocimiento a la libertad de conciencia y de culto.
  • Reconocimiento del derecho a la libertad de opinión y comunicación.
  • Reconocimiento del derecho a la libertad de reunión y manifestación pacífica.
  • Eliminación de la censura de los medios de comunicación.
  • Reconocimiento del derecho al aborto.
  • Reconocimiento de las peculiaridades de las nacionalidades.
  • Importantes avances científicos y culturales.
  • Consolidación de la sanidad pública.
  • La reforma agraria.
  • Numerosos avances en la legislación social y en las condiciones y derechos de los trabajadores.
  • Una trascendental mejora de la educación pública y de su generalización (construcción de colegios y preocupación por la cultura).
  • La separación de poderes.
  • La autonomía municipal en el desarrollo de sus funciones.
  • Una rica producción cultural y científica con amplio reconocimiento internacional, con figuras como Picasso, Antonio Machado, Federico García Lorca, Miguel Hernández, Luis Buñuel, Severo Ochoa y un largo etcétera. Prácticamente todos ellos o tuvieron que exiliarse con el derrocamiento de la República o fueron asesinados.

Conquistas y avances que fueron abortados por el levantamiento y la dictadura franquista y que hoy en día casi todas nos parecen irrenunciables, aunque algunas puedan verse en peligro por las políticas de austeridad.

Estos logros, truncados por la violencia y la represión de quienes representaban la intolerancia fundamentalista, han de ser reconocidos en sus justos términos, al objeto de que nunca más se produzcan retrocesos sociales, políticos y económicos como los que se iniciaron a partir de la violenta terminación de la República, ante la constatación de que el régimen surgido de la violencia llevó a nuestro país a un retraso de más de cuarenta años en el desarrollo social, cultural, político, económico y de aprendizaje democrático y convivencia pacífica.

Otro elemento que lleva a la necesidad de recuperar la historia y ejemplos de la II República es el justo reconocimiento a todos y todas las personas que sufrieron y murieron por la defensa de la legalidad de ésta y, posteriormente, lucharon por la libertad, la democracia y la justicia social. Promover una sociedad más justa, reconocer y poner en valor a las personas que sacrificaron o arriesgaron su bienestar personal y físico por la defensa de valores y principios de solidaridad, justicia y libertad es tarea de todos y todas.

En estos tiempos en los que se relegan valores y principios éticos, y se priman las sacrosantas reglas del “mercado”, en los que a las personas se nos considera más como consumidores o clientes que como ciudadanos, en los que las relaciones internacionales están sometidas a la hipocresía de los “intereses económicos” y en los que “la política” está ampliamente despreciada, es un ejercicio de salud democrática rememorar a quienes participaron activamente en el progreso vivido durante la II República, a quienes la defendieron y a quienes, como continuadores de sus valores, siguieron trabajando por la libertad y la democracia en nuestro país.

Por todo ello se presenta la siguiente, PROPOSICION NO DE LEY

1.- El Congreso de los Diputados acuerda impulsar en esta Cámara un acto institucional de reconocimiento a los avances sociales, políticos y culturales producidos en la II República, con homenaje a las víctimas por su defensa de la legitimidad de la II República frente al alzamiento militar del año 1936 y frente a la posterior dictadura, y con declaración expresa de condena al levantamiento militar que provocó el inicio de la guerra civil y la posterior dictadura.

 2.- El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a adoptar las medidas precisas, en colaboración con las Administraciones Públicas y los agentes sociales competentes, para que a partir de 2016, el 14 de abril, sea declarado como fiesta estatal como signo de reconocimiento de la II República. Esa misma fecha quedaría declarada como “Día de la memoria histórica”.

Palacio del Congreso de los Diputados. Madrid, 14 de abril de 2015

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies