A LA MESA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Al amparo de lo establecido en el Reglamento de la Cámara, el Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural presenta la siguiente Proposición no de ley sobre apoyo al sector primario y agroindustria para disminuir su negativa balanza energética, para su debate en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El desarrollo de la actividad económica y ganadera ocupa una gran parte de nuestro territorio y es la base de la economía de cientos de Municipios al ser pilar económico fundamental de muchos de ellos, a ello habría que sumarle la aportación que realiza en bienes sociales como son los vinculados a la conservación de los recursos naturales o al mantenimiento del ámbito rural.

La producción final agraria y el sector agroalimentario es la base de un crecimiento de actividades de servicios, financieras e industriales generadoras de empleo y exportaciones que tanta falta nos hacen para salir de la crisis, aunque la renta agraria ha retrocedido bastante dado que las políticas europeas destinadas a compensar la caída de ésta no han obtenido los resultados esperados y que los consumos intermedios (energía, fertilizantes, piensos,…) y la evolución alcista de sus precios y del IVA, junto con las amortizaciones, recortan en gran medida el margen o beneficio a disposición de los profesionales del sector agrario.

En esta misma dirección, aunque en los últimos años se han realizado en distintas partes del Estado inversiones en modernización de regadíos que ha propiciado que aumente la eficiencia hidráulica de éstos, nos encontramos que su evolución ha ido acompañada por un peor dato de eficiencia energética, una creciente demanda de energía y la desaparición de las tarifas especiales para riego al liberalizarse el mercado eléctrico, que ha dejado el regadío en una situación un tanto delicada.

También tenemos que poner de manifiesto que la agroindustria está fundamentalmente en manos de entidades de marcado carácter social, como son las cooperativas, por lo que el sector asume también los gastos correspondientes a la transformación de sus producciones.

Si tenemos en cuenta que el término de energía viene determinado, en parte, por la evolución del mercado energético, y que el grado de dependencia energética español en 2010 se sitúa en el 74,1%, muy lejos del 50% promediado en la UE-27 (Informe de Sostenibilidad en España, 2011), parecen lógicas las conclusiones de los expertos que vaticinan futuras evoluciones al alza de la factura eléctrica del sector.

A esta situación ayudará sin ninguna duda la reforma energética emprendida por el Gobierno del Partido Popular, que está provocando que la pobreza energética se extienda en nuestro país, siendo ya cientos de miles de familias las que vienen sufriendo cortes en el suministro eléctrico debido principalmente a esta situación de desempleo, que les imposibilita poder hacer frente al importe de los recibos. Una reforma injusta donde además de omitir una auditoria sobre las subastas realizadas, viene a abundar y profundizar en la desprotección de las personas consumidoras, y que generará mayor pobreza y exclusión energética, a la vez que mayor opacidad de un mercado eléctrico especulativo dominado por el oligopolio de las grandes empresas y entidades financieras.

Por ello es necesario que el Gobierno de España se ponga del lado de las familias, de las personas y de las pequeñas empresas y autónomos que están sufriendo la crisis, que establezca una regulación de la tarifa clara y justa para los consumidores y deje atrás la gran estafa especulativa que ha supuesto la “liberalización del sector” que solo ha provocado un aumento desproporcionado de los precios de la electricidad

Por todo ello, presenta la siguiente

PROPOSICIÓN NO DE LEY

 “El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a que adopte las medidas necesarias para:

 1.- Modificar la normativa eléctrica aprobada en agosto de 2013 por las consecuencias tan negativas que tiene este incremento en la tarifa eléctrica en el regadío.

2.- Poner en marcha, en colaboración con las Administraciones Públicas competentes:

  • Una línea específica de apoyo para agricultores, ganaderos, comunidades de regantes y agroindustria, que incluya apoyos para la eficiencia y el ahorro energético, con el fin de reducir costes y que disminuya el saldo negativo en la balanza energética.
  • Una estrategia que fomente el uso de las energías alternativas al objeto de asegurar una producción de energía que nos ayude a depender menos energéticamente de terceros países.”

Palacio del Congreso de los Diputados

Madrid, 12 de febrero de 2014

Fdo.: José Luis Centella Gómez, Portavoz del Gr.P.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies